Colores desde el tren celta

Las obras de la nueva líneas de Alta Velocidad entre Oporto y Vigo arrancarán en 2030, segun anunció hace unos meses el vicepresidente de Infraestructuras de Portugal.

Sin embargo hasta esa fecha, podemos desplazarnos a la ciudad tripeira en el llamado tren celta, un viaje entre Vigo y Oporto que dura como mínimo dos horas y 20 minutos, y que nos llevará a descubrir varios colores durante el trayecto.

El viaje, cara a Portugal, empieza en la estación Vigo-Guixar, (la que mas cerca del puerto) a primera hora de la mañana. Tras unos 20 minutos de recorrido gallego se llega a Valença, donde el interventor pasa el relevo a sus homólogo portugués. El tren discurre paralelo al azul Miño (muy pegado a la orilla entre Vila Nova da Cerveira y Caminha). En Viana ya se adentra en el interior del pais luso, cruzando freguesías, bosques y observando viñedos a ambos lados de la vía. Tierra de Vinhos verdes. En diez minutos se llega a Barcelos, sin rastros del gallo rojo, símbolo de Portugal y que tiene su origen en Galicia. Pero sí de plantaciones de maíz, de tono amarillo claro. Paisaje dorado por las ventanillas hasta llegar a Braga. Con casi dos horas de viaje, y dejar la estación de Nine en Vila Nova de Famaliçao, los pasajeros se preparan para, en quince minutos, llegar a Porto. Por un lado vemos el Douro, y por el otro, casas de color gris con la ropa blanca tendida para el clareo. Sentimos que Porto nos espera. Fin del trayecto: Sejam bem-vindos a Porto-Campanhá, se escucha por la megafonía del tren.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s