La Sonrisa de Santo Tomé

Santo Tomé, esta isla situada en el golfo de Guinea (para entendernos, debajo de la barriga de África) es un destino incipiente para los españoles y perfecto para los gustosos del turismo poco masificado.

La conexión vía Lisboa, ya desde Oporto, o en futuro desde Santiago, que ofrece la aerolínea TAP, es la manera más cómoda para llegar a la que fue una antigua colonia portuguesa. Con un clima agradable todo el año al estar cruzada por el Ecuador, ofrece una belleza natural fuera de lo normal, un paraíso terrestre por su biodiversidad única, una tranquilidad pasmosa, leve-leve, dicen, y espectaculares playas vírgenes donde con suerte se podrán ver tortugas marinas. Además de probar, seguramente, el más auténtico, puro y mejor chocolate del mundo.

Un lugar perfecto para desconectar, aunque como todo en África, lo realmente importante es la gente. Me quedo con la sonrisa de un niño, de apenas 10 años y que vendía junto a su padre artesanía en madera, que se despidió con esta frase: “Amigo, volte logo”. Y así haré.

.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s